Ago 27 2011

Vota, idiota

Antes de nada, que nadie se ofenda por la coletilla que uso es este artículo. Lo leí hace tiempo en una pintada y me hizo gracia.

Antes de empezar, ya sé que parece que tengo esto muy abandonado, pero no es así (bueno, no del todo), sólo lo tengo abandonado mientras lo migro a WordPress. Tengo varios temas en la recámara pero me había propuesto como prioridad la migración.
Sin embargo, recientes acontecimientos y la inminente fecha de caducidad de este tema, me llevaron a incumplir esta regla autoimpuesta.

PPSOE

Como todos sabréis, ahora que los mass media y partidos políticos se han hecho eco, miles de ciudadanos se están reuniendo en acampadas en las plazas de las ciudades españolas (y ahora también del resto del mundo) pidiendo una regeneración de la democracia, una política más honesta e independiente, más atención por parte de los políticos más allá de unas pocas semanas cada cuatro años, una justicia independiente, … En fin, no voy a ahondar en los motivos y reclamaciones porque ya hay varios manifiestos circulando que lo explican, unos con más tino que otros, claro.

Me parece muy bien, pero falta aclarar algo: el objetivo. Sí, ya sé, un mundo más justo, una democracia más directa, bla, … pero, ¿cómo? ¿Esperáis que de repente la actual clase política diga: «sí, nos hemos dado cuenta, somos malvados, pero dejaremos de robar, escucharemos a los ciudadanos, …». Olvídate, eso no va a pasar. Si ése era el objetivo, creo que estáis perdiendo el tiempo. Estos días ya hemos podido ver para qué les sirvió la movilización a los políticos: para intentar apuntarse el tanto y atacarse unos a otros. Quiero entender que esto se trata más de una llamada de atención para los ciudadanos dormidos y hacerles pensar, que de un intento de convencer a los políticos de que hay cosas que tienen que cambiar, por ahí no se va a conseguir nada.
Y entre los que más convertirían esto en un esfuerzo inútil, creo que están los que reclaman la abstención/voto nulo/voto en blanco (en adelante lo llamaré ANB, para abreviar) y a continuación explicaré por qué.

Pero antes queiero aclarar que tampoco va a ser éste un texto dedicado exclusivamente a la gente que simpatiza con Democracia Real Ya, aunque intentaré ejemplificarlo centrándome en algunas de sus reclamaciones. Sólo quiero pedir el voto útil (el de verdad), responsable y consecuente.

  1. Bipartidismo

    ¿Estás en contra del bipartidismo (o tripartidismo, aquí en Galicia y en otras comunidades autónomas con nacionalismo)? ¿Cómo pretendes cambiarlo sin ir a votar? Tu ANB no cambiará nada. ¿Crees que algún político pensará: «hubo muchos ANB, hay que cambiar el sistema»? No. Incluso una masiva incidencia de ANB sólo conseguiría algún titular en los medios, pero no cambiaría nada en la política, saldrían elegidos los mismos, y tenemos bastantes sospechas de que ganar es prácticamente lo único que les interesa, da igual cómo y tampoco les va a importar cuántos se quedaron en casa o votaron blanco o nulo. Si de verdad quieres cambiar algo, convierte tu ANB en un voto. ¿Te quejas de que la representación política se reparte entre dos únicos partidos por los que no te sientes representado? ¿Qué habrías hecho tú para cambiarlo con tu ANB?
    Si quieres cambiar algo, cámbialo. Vota, idiota, y no dejes que decida por ti alguien que no te representa.
    Y no creas que nunca va a cambiar nada, otros más grandes han caído, partidos que anteriormente eran el mayoritario ahora no tienen prácticamente ninguna representación.

  2. Ley Electoral

    ¿Te molesta la Ley Electoral? Que mi voto no valga lo mismo que el tuyo simplemente porque vivimos en distintas circunscripciones o porque uno vota a un partido con el voto concentrado en una circunscripción y el otro vota a un partido con un electorado más disperso. A los que llevan décadas beneficiandose de la actual Ley Electoral, que consideras injusta, no les interesa cambiarla. Vota, idiota. Consigue representación para algún partido que se haya comprometido con la reforma de la Ley Electoral.

  3. Voto “útil”

    El bipartidismo te dirá: «vótame a mí, que aunque soy malo, el otro es peor». Es la falacia del voto “útil”. Te convencen de que si no los votas a ellos tu voto irá a la basura y sólo conseguirás que “los malos” tengan menos votos y que ganen “los peores”. Pero, ¿qué pasaría si todos los que votan a “los malos” sólo para que no ganen “los peores” votasen a los que realmente quieren votar? Podría poner un ejemplo real, pero ya sabemos como funciona esto y no quiero que me acusen de pedir el voto para nadie…
    No votes al que es malo pero no peor, al más guapo, el más simpático o el que habla mejor. Vivimos en la sociedad de la información. Prácticamente todos los partidos políticos tienen página web y casi todos tienen su programa en la web. Léelos, busca al que mejor te representa y vota, idiota.

  4. Corrupción

    Por ese mismo motivo, votar a “los malos” para que no salgan “los peores”, la corrupción sigue campando a sus anchas, pues votamos al que menos roba para que no salga el que roba más. Pero saber quién roba más, claramente, es una cuestión de percepción, que además se verá distorsionada dependiendo de qué medios usemos para informarnos. Y así vemos constantemente en los parlamentos, cuando un partido político es acusado de corrupción, que ni siquiera intenta defender su inocencia, sólo se “defiende” alegando que el adversario roba más («y tú más», pues lo único que importa no es ser el más íntegro, sino el menos corrupto.
    ¿Te molesta la corrupción? ¿Los políticos que roban y luego salen reelegidos? Y por eso desconfías de los políticos, lo que es comprensible, y conviertes tu voto en un ANB, lo que es incomprensible. Si odias a los políticos que usan su puesto, que debería estar al servicio de la ciudadanía, para robarnos a todos, ayuda a expulsarlos. Si todos los indignados con la corrupción convierten su voto en un ANB, sólo votarán los que son tolerates con la corrupción y los ladrones volverán a ser reelegidos. Vota a un partido que no tenga imputados en sus listas y se comprometa de verdad con la transparencia, convierte tu ANB en un voto útil… para expulsar a los corruptos y ladrones. Vota, idiota, no dejes que te sigan robando.

  5. Independencia

    Te quejas de la falta de independencia de la justicia frente a los políticos, ya que los jueces de los principales órganos de la justicia son prácticamente elegidos a dedo por el bipartidismo.
    Expulsa a los que llevan años manteniendo atada a la justicia. Vota, idiota. Vota a algún partido que se comprometa a eliminar los privilegios de los partidos políticos para decidir hacia que lado soplan los vientos de la justicia.

  6. Democracia directa

    Culpas a los políticos de que sólo se preocupen por ti cada cuatro años y pides una democracia más directa y participativa. Pero, ¿qué haces tú entre elección y elección? El sistema actual ya establece mecanismos para la participación directa del ciudadano en la toma de decisiones, como nos demostró Prou con su ILP en Cataluña. ¿Haces tú algo más que dejaro tu voto cada cuatro años?

  7. Cuando no hay opciones

    Pero, se puede presentar un problema en las elecciones municipales. Yo, en este caso, tengo la suerte de vivir en una ciudad más o menos grande y puedo contar con más opciones, pero me consta que en ciudades más pequeñas sólo se presentan dos o tres partidos. Si ninguna de las opciones que se presentan te convencen, entonces sí, vota en blanco.

5 comments on “Vota, idiota

  1. Veo que poco a poco la red se llena de una idea clara, que aunque la ley electoral no sea justa, si vamos a votar podemos cambiar muchas cosas; entre ellas llegar a una democracia participativa, una democracia plena , Chuso un abrazo

  2. Creo que si la abstención supera el 75%, las elecciones son nulas (lo de creo es el porcentaje, porque lo de elecciones nulas lo sé seguro); eso es más que un titular. La abstención sí vale de algo en casos extremos (no tan extremos si el panorama "normal" es una abstención del 55%).

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.