May 18 2008

Patxi López non sequitur

Políticos, comerciales, autoridades religiosas, abogados… Hay mucha gente interesada en llevarnos a su terreno, que pasemos por el aro y arrimar el ascua a su sardina. Por supuesto siempre hay de todo, los hay honrados, pero ¿qué me decís del que aprovecha las circunstancias para, mediante razonamientos truculentos, hacernos comulgar con ruedas de molino? ¿Cómo lo hacen? Son lo que se llaman falacias lógicas, razonamientos que en un principio parecen válidos y lógicos, pero que si nos paramos a analizarlos veremos que no se sostienen y hacen un mal uso de las reglas de la lógica. Son frecuentemente usados cuando no existen argumentos reales para captar la simpatía hacia determinadas posturas de personas no entrenadas en los vericuetos de los enfrentamientos dialéticos.

Así, por ejemplo, tenemos una de las falacias lógicas más recurridas, el argumentum ad hominem, que consiste en atacar a la persona en lugar de rebatir sus argumentos. Uno de sus usos más comunes consiste en que una idea deja automáticamente de ser válida en cuanto la apoya un adversario, lo que quizás podría entenderse como una especie de caso opuesto al argumentum ad verecundiam.

La falacia de circulus in demonstrando, dialelo o pescadilla que se muerde la cola consiste en demostrar una afirmación usando premisas cuya validez se demuestra a través de la propia conclusión.

Cum hoc ergo propter hoc consiste en afirmar que la coincidencia de varios eventos establece una relación entre ellos.

La bifurcación o falacia blanco o negro es la falacia del tipo “o conmigo o contra mí”, una interpretación maniqueista de la realidad considerando que sólo existe blanco o negro, buenos o malos, … no existen términos medios o alternativas.

Y para ilustrar estas falacias lógicas nos ha sido ofrecido recientemente un excelente ejemplo:

[Rosa Díez es] una mujer de derechas […]. No comparto ninguna de las propuestas que está haciendo en el Congreso de los Diputados. Ninguna de ellas. Sin embargo, las comparte el Partido Popular y muchos de los medios de comunicación que están al lado del PP y que la sacan en todas las portadas y en todos los noticiarios”.

Patxi López.

Se puede comprobar la presencia de las falacias lógicas anteriores, aunque puede ser difícil teniendo en cuenta que algunas falacias se sostienen mediante premisas “demostradas” según otras falacias:

  • cum hoc ergo propter hoc: el Partido Popular apoya las propuestas de Rosa Díez, la cual cuenta con presencia en los medios afines al PP. De esto se extrae que ambas premisas están relacionadas y que si la diputada tiene presencia en los medios afines al PP es porque existe una campaña de la derecha en su apoyo y esto es debido a que la diputada es de derechas.
  • circulus in demonstrando: no se aportan pruebas de que la diputada sea de derechas, esto se “demuestra” por el apoyo que recibe del Partido Popular, el cual le da su apoyo porque la diputada es de derechas.
  • bifurcación: todo político ha de ser de izquierdas o de derechas, no existe término medio. Yo soy de la izquierda y tú no estás de acuerdo conmigo, luego eres de derechas. Y si eres de derechas eres de los malos.
  • argumentum ad hominem: se intenta desprestigiar la credibilidad de la diputada identificando un supuesto apoyo por parte del Partido Popular (simula la típica falacia de “no puedo estar de acuerdo con usted ya que está defendiendo lo mismo que habría defendido Hitler”).

Se podría rebatir el argumento también desde el punto de vista político, histórico, … pero son aspectos más subjetivos y por eso no voy a entrar por ahí. Desde luego, tampoco tengo ningún interés en entrar a valorar a ningún político o salir en su defensa. Creo que no es pertinente ni necesario.

Tan solo, en estos días de la inmediatez y en los que el tiempo es oro, recordemos reflexionar un poco y juzgar con pensamiento crítico la información que por todas partes nos llega y nos inunda sin que nos de tiempo a procesarla y asimilarla correctamente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.